A Barcelona le pesó no contar con el Loco en la semifinal de ida contra Gremio en el Monumental (0x3), partido que se perdió por estar suspendido por la Conmebol. Y este lunes, se conoció de un nuevo castigo que le impuso el organismo rector del balompié sudamericano al romperredes charrúa.

Debido a la expulsión de la que fue objeto por insultar al referí chileno Roberto Tobar al culminar la semifinal de revancha con Gremio en Porto Alegre (en la que los Toreros vencieron 1×0), la Conmebol le impuso 2 partidos de suspensión a Álvez y una multa de 2 mil dólares.

Comenta