A 15 días de la Copa América, Ecuador aspira a dar la sorpresa y clasificarse

0
83

El fútbol femenino en Ecuador aún no goza del empuje profesional de otros países, sin embargo, el país andino tuvo su primera experiencia mundialista en Canadá 2015, lo que espera poder revalidar en la próxima Copa América de Chile.

Sin embargo, la participación ecuatoriana será una verdadera sorpresa a la luz de la escasa preparación del equipo.

Los familiares de las jugadoras y los seguidores del fútbol femenino, más allá de lo que pueda hacer la selección, también confían en que Ecuador pueda obrar algún milagro.

Del equipo mundialista quedó una base experimentada de futbolistas sobre las que la seleccionadora ecuatoriana, Wendy Villón, se apoyará para conformar el equipo con aspiraciones de competir en el nuevo torneo internacional.

El arco ecuatoriano tendría en el torneo sudamericano a Irene Tobar, cuya experiencia con el Real Cartagena, equipo de la Liga Femenina de Colombia, será básica.

Tobar se ha mostrado agradecida de los directivos, cuerpo técnico y compañeras por su inclusión en las filas del equipo, sabedora de que la decisión podría contribuir al eventual billete mundialista.

La fortaleza y experiencia de la defensa ecuatoriana estará representada por Ligia Elena Moreira, que formó parte del equipo que logró la clasificación y disputó el mundial canadiense.

Admiradora del referente local en las ligas europeas con el Manchester United inglés, Luis Antonio Valencia, la futbolista luce en el dorsal el número 16 al igual que “el tren amazónico”, como es conocido el internacional ecuatoriano.

Su fuerza y condiciones futbolísticas llevaron a los directivos del Patriotas Boyacá, de Colombia, a vincular a Ligia Elena en calidad de refuerzo.

En el bloque de centrocampistas, la selección de Ecuador contará con tres jugadoras que aglutinan buena ubicación, experiencia y solidaridad colectiva.

Mayra Olvera se encarga de contrarrestar las maniobras del equipo contrario, es la típica número cinco o centrocampista defensiva.

Entretanto, el fútbol creativo pasará por los pies de Anggie Ponce y Ambar Torres, para completar este triángulo de media cancha.

Ponce tampoco renunciará a pasar de la propuesta ofensiva a la solidaridad defensiva del combinado tricolor y cuenta también con generosidad para derrochar a la par que esfuerzo y entrega.

La familia de Torres apoyó siempre sus gustos por el fútbol femenino, pues en Ecuador todavía se escucha decir, aunque con menor frecuencia, que es una disciplina “de hombres”.

Buen dominio de la pelota, especialidad para lanzar tiros libres, velocidad y buen remate desde fuera del área, marcan el estilo de juego de esta futbolista, que se postula como socia ideal de la goleadora Kerly Real.

Esta última también saboreó la experiencia en la disputa del Mundial de Canadá 2015, por lo que la Copa América de Chile podría convertirse en la consagración de su carrera profesional. EFE

Comenta