Icardi, del juvenil del Barça a estrella del Inter

El delantero argentino será la principal amenaza en el duelo en el Camp Nou, estadio al que quería llegar durante su etapa como azulgrana

0
6

A sus 25 años, Mauro Icardi se ha consolidado como un delantero de primerísimo nivel en el Inter de Milán, donde ha conseguido la friolera de 113 goles en los 191 partidos que ha disputado como ‘nerazzurro’, pero para llegar a la élite y triunfar el argentino ha tenido que asumir riesgos en su carrera.

Icardi empezó a dar sus primeras patadas al balón en Rosario, su ciudad natal, pero sus padres decidieron mudarse a Gran Canaria cuando tenía 9 años. Allí ficho por el Vecindario y maravilló a todos en el Torneo Internacional de Arona en 2008, lo que provocó que el Barça y el Real Madrid se fijaran en él y se disputaran su fichaje. Los azulgrana se llevaron el gato al agua e Icardi recaló en la temporada 2008/09 en el Juvenil B, donde jugaba Sergi Roberto, y el argentino se hinchó a marcar goles.

Mauro Icardi, tal y como hace ahora, era un delantero de área y un gran rematador, pero se alejaba del perfil de delantero del Barça, más asociativo, y después de dos temporadas y media en Barcelona, en enero de 2011, decidió salir del club y se fue cedido a la Sampdoria.

En Italia, Icardi siguió con su buena proyección en el equipo primavera y fue el máximo goleador del equipo en sus primeros seis meses, lo que llevó a la Sampdoria a ejecutar la opción de compra que había en el contrato de cesión, cifrada en 400.000 euros, en julio de 2011.

Una vez propiedad de la Samp, Icardi mantuvo sus espectaculares números anotadores y se estrenó como goleador en el primer equipo en la Serie B en mayo de 2012 ante el Juve Stabia. Era el inicio de una carrera meteórica, ya que el curso siguiente pasó a formar parte de forma definitiva del primer equipo y anotó 10 tantos.

El buen rendimiento de Icardi en el ‘calcio’ esa campaña llamó la atención del Inter de Milán, que en verano de 2013 decidió apostar por su fichaje y desembolsó 13 millones de euros para conseguir su incorporación. Ya como ‘nerazzurro’, el delantero argentino tuvo una primera campaña poco prolífica, con 9 goles, pero el curso siguiente se destapó con 27 dianas en la Serie A que lo convirtieron en el ‘capocannoniere’ de la competición.

Ese reconocimiento y su impagable contribución en el equipo lo convirtieron en la estrella del Inter de Milán y en las tres temporadas siguientes consiguió buenos números, consagrándose en la última con 29 tantos y consiguiendo su segunda Bota de Oro en Italia.

Este año, Icardi está siendo la gran referencia del conjunto ‘nerazzurro’ y ahora querrá demostrar su talento en el Camp Nou, estadio en el que soñaba jugar cuando era juvenil. El tiempo ha pasado e Icardi vuelve a Barcelona hecho todo un hombre,

Estrella en el mundo del corazón

Además de su indiscutible calidad sobre el terreno de juego, Mauro Icardi también es toda una celebridad en la prensa rosa a raíz de su relación con la exuberante Wanda Nara. Ambos se conocieron cuando Icardi estaba en la Sampdoria y ella era la pareja del exazulgrana Maxi López. Tras la ruptura con ‘La Gallina’, Icardi le pidió salir a Wanda Nara y desde entonces son pareja y tienen dos hijas en común, Francesa Isabella.

Fuente: Mundo Deportivo

Comenta