El serbio Novak Djokovic venció este miércoles, por 6-1 y 6-4, al austríaco Dominic Thiem en su estreno en el torneo de exhibición Kooyong Classic de Melbourne, donde el exnúmero uno del mundo reapareció después de seis meses de ausencia por una lesión crónica en el codo derecho.

Novak Djokovic afrontó su primer partido en los últimos 181 días con una manga compresiva cubriendo su brazo derecho. Sólo eso recordó su dolencia, ya que el jugador de Belgrado, ganador de doce títulos de Grand Slam, se mostró competitivo.

“Llevaba seis meses esperando este momento”, dijo tras el choque. “Me siento genial”, abundó.

Comenta