El extenista español Alberto Berasategui, miembro de la dirección del Mutua Madrid Open de Tenis, dijo a EFE que cree que Rafa Nadal está “preocupado” por la lesión que le acompaña desde el Abierto de Australia y de la que se resintió en Acapulco (México) pero espera que llegue al torneo madrileño.

“Creo que Nadal estará preocupado, se le ha producido una lesión que nunca había tenido en Australia y se le ha vuelto a reproducir esa misma lesión por lo que no ha podido estar en los torneos de Estados Unidos”, explicó a EFE Berasategui, encargado de la relación con los jugadores del Madrid Open.

Esa lesión en el psoas ilíaco de su pierna derecha que obligó a Nadal a abandonar en los cuartos de final en Melbourne reapareció en Acapulco y le obligó a descartar Indian Wells y Miami para intentar estar listo para la temporada de tierra batida, en la que Berasategui espera que no falte en la cita de Madrid.

“Se hizo una resonancia ayer en Barcelona y creo que estará listo para poder empezar a jugar en Montecarlo. Su calendario sería Montecarlo, Barcelona y Madrid, preparándose para ganar torneos como Godó, Madrid o Roland Garros”, señaló el extenista español,

En el Mutua Madrid Open, del 4 al 13 de mayo, Berasategui espera al número 2 de la clasificación mundial ATP “listo” para intentar la sexta victoria en la Caja Mágica aunque “siempre con un ojo puesto en a ver cómo responde esa lesión”.

“No cabe duda que al principio irá con un poquito de miedo. Quizás la tierra no es tan exigente como la pista dura, los movimientos no son tan agresivos y eso le pueda beneficiar”, añadió Berasategui.

El extenista español de los años 90, que llegó a una final de Roland Garros en 1994 (en la que cayó contra Sergi Bruguera) y fue séptimo de la clasificación mundial ATP, se encarga ahora de las relaciones con los jugadores del torneo madrileño.

En esta edición espera recuperar a varios jugadores que han estado lesionados la temporada pasada, como el serbio Novak Djokovic, que ya está compitiendo, o la estadounidense Serena Williams, aunque reconoció que no cree que puedan llegar ni el británico Andy Murray ni el suizo Stan Wawrinka, ambos lesionados.

“Pero vamos a tener un cartel tanto en chicos como en chicas buenísimo, casi inmejorable, y a ver si este año Roger Federer decide jugar tierra. Si decide jugar Roland Garros, creo que vendrá a Madrid”, apostó Berasategui.

El exjugador examinó el panorama del tenis mundial, en el que el año pasado jugadores jóvenes como el alemán Alexander Zverev dieron la sorpresa, pero en este año ha empezado “un poco más flojo”.

“Zverev acabó el año muy arriba, llegó a estar tercero del mundo, ganó dos Másters 1.000 (Canadá y Roma), lo hizo muy bien todo el año. Pero este año ha empezado un poco mas flojo. Vienen jugadores nuevos pero los de siempre están muy fuertes, y los que más edad tienen les están impidiendo el paso”, manifestó.

No obstante, el extenista señaló a varios jóvenes como el croata Borna Coric (21 años), el ruso Karen Khachanov (21) o el ruso Andrey Rublev (20) como los nombres a observar que van a tener “buenos años”.

“Dependerá un poco de cómo comiencen en tierra batida, en Barcelona, Montecarlo y Madrid. Que lo hagan bien en estos tres torneos les va a servir mucho a lo largo de la temporada, porque la tierra te hace ser más jugador, coger confianza y solidez en pista que muchos de esos jugadores necesitan”, añadió.

El que ha vuelto por sus fueros es el argentino Juan Martín del Potro, después de haber pasado por varias operaciones de muñeca en 2015, que logró en Indian Wells su primera victoria en un Másters 1.000 en su carrera.

“Quién le diría que iba a estar jugando al tenis, yo creo ni él se pensaba que iba poder volver a jugar al tenis, porque se ha operado dos o tres veces de las muñeca, una extremidad que es muy importante en este mundo. Ha tenido que variar su juego, porque él tenía un gran revés y ahora lo pega diferente”, analizó.

Para Berasategui, el tenista de Tandil (Argentina) era “uno de los jugadores que podía batir a los cuatro grandes (Federer, Djokovic, Murray y Nadal)” y ahora está “de vuelta”.

“Es una gran noticia para el tenis. Acaba de ganar Indian Wells a Roger Federer. Esperamos tenerlo en Madrid y que se convierta en un clásico un Del Potro-Nadal o un Del Potro-Federer, porque creo que es un jugador espectacular y que es bonito verle”, añadió.

El exjugador también se pronunció acerca de la eliminatoria de cuartos de final de Copa Davis que afrontará España contra Alemania, los días 6 y 8 de abril en la plaza de toros de Valencia, que aunque se juegue “en casa” caracterizó como “complicada” por la previsible ausencia de Nadal.

“Ellos tienen jugadores importantes y nosotros sin Rafa no es lo mismo. No solo porque gane, que siempre gana, sino por tenerlo ahí porque es un referente y da tranquilidad a los otros jugadores. Rafa seguramente no esté, ojalá estuviera pero no creo que vaya a llegar, pero tenemos jugadores suficientes para afrontar esa eliminatoria”, manifestó.

Respecto a los jugadores del combinado teutón, que batió a Australia en la eliminatoria anterior, destacó a Zverev y a Philipp Kohlschreiber y recordó que tienen “grandes doblistas”. “Es un equipo que nos puede hacer daño en pista rápida, en tierra y en todo tipo de superficies”, añadió.

La Federación Internacional de Tenis tiene sobre la mesa un proyecto de renovación de la Copa Davis que la convertiría en un torneo de una semana con 18 naciones y en una única ciudad, propuesta por el grupo inversor Kosmos, liderado por el futbolista español Gerard Piqué.

Para Berasategui esta competición que necesita “una renovación y un cambio de aires”, que pasa por “involucrar” a los grandes jugadores, aunque expresó sus reservas ya que “faltan detalles” de la propuesta.

“Es una gran idea, porque se le puede dar un formato nuevo, esa pimienta que le faltaba. Últimamente los buenos jugadores la ganaban y se desvinculaban, pero hace falta ver qué pasa con las federaciones, ese dinero que ingresaban cuando jugaban en casa. Hay muchas federaciones pequeñas, como la nuestra, para las que recibir ese dinero es muy buen. Si no se apoya a esas federaciones el tenis quedará dañado”, valoró.

Por otra parte, el extenista reconoció que con este formato se puede “perder un poco” la conexión con los espectadores locales, aunque también se ganará en “descongestionar” el calendario.

“Se perderá por un lado, se ganará por otro, hay que ver cómo se encajan estas cosas (…) Que se involucren los grandes jugadores es la clave, si no puede sufrir un batacazo”, finalizó. EFE

Comenta