Cordón renuncia a la FEF aduciendo que el Covid lo cambió todo

0
26

Hasta que llegó el día al final Antonio Cordón, se despidió del fútbol ecuatoriano mediante un documento firmado el mismo que fue publicado por la federación ecuatoriana de fútbol en su red social de Twitter.

Así decía la carta 

El fútbol nos debe unir

Antes que nada quiero agradecer por la confianza depositada en mi trabajo por parte de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Desde el primer momento en que Francisco Egas se contacto conmigo y me propuso tomar el cargo, me emocionó mucho la idea de arrancar un proyecto deportivo en la FEF. Analice y comprobé el potencial humano y futbolístico que tenían y me pareció que existía materia para crecer y construir bases sólidas que con el tiempo terminarían dando resultados.

He dejado de ser el Director Deportivo de la Federación Ecuatoriana de Fútbol por razones prioritariamente de un contexto del COVID-19 que cambió drásticamente el funcionamiento del mundo y la vida de las personas

Pero también, si con la crisis que estamos atravesando todos los seres humanos, con profundo miedo y dolor, se le agrega inestabilidad Institucional y caos al mismo momento, el resultado es más crisis.

Espero que la Federación encuentre la paz que necesita, y que su dirigencia pueda entender que el respeto a la gobernabilidad de las instituciones es la base para el desarrollo que todo el país anhela.

El proyecto integral de fútbol en Ecuador que trabajé junto con su Presidente, Francisco Egas y otros profesionales fabulosos de la FEF, estoy convencido que es el camino correcto para alcanzar un desarrollo sostenible.

Siempre, fiel a mi estilo, no desaproveché ningún momento para estructurar un proyecto deportivo real que engloba todas las áreas que hoy por hoy quedan en manos de la institución para ser implementado.

Ecuador tiene un techo muy alto, siempre que pueda trabajar con profesionalismo, con una filosofia clara y positiva por parte de todos

Todos los técnicos de nuestras Selecciones entienden a la perfección la integridad del Plan desarrollado y conocen cómo cumplir con las metas propuestas. No tengo dudas que con tiempo, trabajo y estabilidad van a poder llevar a Ecuador a un plano de competencia permanente.

Quiero agradecer a la afición ecuatoriana, a los jugadores por la buena predisposición en las conversaciones, a los técnicos y todos los empleados que forman parte de la Casa de la Selección en Quito y el edificio Matriz en Guayaquil y sobre todo al Secretario General por la profesionalidad, cariño y trato recibido.

Comenta